Rinoplastia

Durante el transcurso de nuestra vida el envejecimiento de la cara es un hecho inevitable, en el que contribuyen diversos factores como son la exposición solar, cambios morfológicos de los huesos faciales, fluctuaciones de peso, tabaquismo, alcohol, estrés, la gesticulación; causando perdida de la tensión y elasticidad de la piel, profundización de surcos, atrofia grasa, pigmentación anormal y/o arrugas peri orbitales (conocidas como patas de gallo)

La cirugía plástica de levantamiento o lifting facial, también llamado ritidoplastia facial o cervicofacial o ritidectomía, tiene como objetivo reacomodar los tejidos descendidos de la cara tanto del tercio superior, medio e inferior, permitiendo con esto eliminar las arrugas frontales, arrugas del entrecejo, redefinir la proyección malar, eliminar los surcos nasogenianos y definir los bordes y ángulos mandibulares y del cuello. Dependiendo el grado de prótesis o caída de sus tejidos faciales será el abordaje, es decir, una ritidoplastia tradicional, una ritidoplastia de abordajes mínimos o levantamiento de cuello. Recuerde que ningún procedimiento puede detener el proceso de envejecimiento pero si puede mejorar el aspecto facial dando una apariencia más bella, rejuvenecida y saludable.

El levantamiento facial o lifting facial o ritidectomia, se debe realizar en un quirófano, puede realizarse con anestesia local y sedación o anestesia general; las incisiones se localizan dentro del área de la piel cabelluda temporal, luego circunda la oreja y al lóbulo auricular, pasa por el surco retro auricular y nuevamente entra en el área de la piel cabelluda occipital. A través del cual se reposicionan y tensan las estructuras musculares y grasas, para llegar al objetivo deseado. Dependiendo el tipo de procedimiento la paciente puede o no quedarse internada y se coloca un vendaje en el área de la cara y del cuello. Durante el postoperatorio es importante que el paciente mantenga reposo, la cual puede reincorporarse a sus actividades normales aproximadamente después de 15 días de la cirugía plástica de lifting facial o ritidectomía.

Los riesgos y complicaciones de una cirugía plástica de ritidectomía aunque infrecuentes pueden ser: hematoma, infección, alteración de la motilidad facial, cicatrices visibles o hipertróficas.

Algunos otros procedimientos de cirugía plástica facial, como la colocación de implantes faciales, aumento de tejidos blandos en la estructura del contorno facial, el uso de inyectables, asi como el levantamiento de ceja con una blefaroplastia, se pueden realizar aunados al levantamiento facial presentando resultados más agradables y armónicos.

Comments are closed.